Meditación: TAMBOR CORAZÓN.

Respira profundamente con la intención de llevar el aire al pecho, dirigiendo toda tu atención al latido de tu corazón, como si fuera el tan tan de tu tambor quien te narra y te guía en esta meditación:

Te habla tu corazón:

“Vinisteis a este mundo con la maestría animal y es ella la que mantiene viva la llama alta de tu corazón, la que instintivamente te guía, te conecta contigo mism@ y con todo lo que te rodea. En primer lugar somos maestría animal y después todo lo demás.

Es momento de abrirse a la posibilidad de ser Chamán Lumínico, para iniciarte en el viaje hacia ti mism@. Mirando cara a cara al miedo encontrarás la totalidad del amor que hay en ti.

En mí, tu corazón, nace la valentía exacta y precisa, que a cada latido te hace falta para este viaje hacia tu microcosmos. Para ello te invito a que tú chamán lumínico se mire en los ojos de tu niñ@ interior. Allí aún persiste intacta esta valentía llena de pureza, de verdad, de vulnerabilidad y de libertad. Da igual la relación que tengas con tu niñ@, esas cualidades están y estarán ahí siempre. Tu niñ@ ha recogido los miedos que tus ancestros no pudieron enfrentar. Él va a reconocer cuáles son esos miedos que te acompañan desde tu infancia, posiblemente allí aparecieron por primera vez.

Respira profundamente y siente la conexión sagrada entre tu niñ@ y la valentía. Así se podrán definir con claridad 1, 2, 3 ó 4 de esos miedos que te acompañan desde tu infancia.

Ahora visualiza a tu niñ@ interior cogiendo esos miedos entre sus manos. Con el simple contacto éstos se convierten en esferas negras, resultado del reconocimiento del miedo ancestral. Sigue respirando profundamente, enviando esta respiración hacia mí, tu corazón. Allí tu niñ@ activa la luz verde y rosa cardíaca y las esferas negras se van iluminando al conectarse con la posibilidad que hay en cada miedo de ser un don. El karma nos muestra desde la misma infancia, el tesoro evolutivo de los miedos cuando los trascendemos convirtiéndolos en dharma. La conexión de tu niñ@ interior con la oscuridad, le permite ver más allá del miedo, llegando así a La Luz Pura que hay en la esencia de todo.

Entonces tú chamán lumínico mira atentamente al niñ@ y le dice:

“Te veo y gracias a ti puedo reconocer el gran potencial del miedo para hacerme evolucionar a través de la posibilidad de convertirlo en don, desde la sencillez que tú muestras. Siempre te protegeré ya que en todo momento eres presente en mí. Recibo estas esferas de luz dharmica en el corazón, con el firme propósito de evolucionar gracias a ellas, llevando estos dones a fines en la 3D, día a día, en mi trabajo y allí donde puedan brillar. De ti recojo la maestría animal para conectarme conmigo y con todo. Así soy libre y sigo mi destino”

Tu chaman lumínico sigue su camino de autodescubrimiento portando alrededor del corazón las esferas de iluminación del miedo ancestral, sus dones. Su destino es el espejo de la sombra ancestral. Este espejo solo muestra el reflejo de la parte de ti que ha sido capaz de mirar mas allá del miedo. Es la iluminación del miedo, transformado en don, la que aporta la luz exacta para que el chamán se pueda reflejar en la oscuridad absoluta de la sombra ancestral.

Tu chamán ahora se refleja en un espejo de inmensidad oscura. Respira profundamente imaginando que llevas el aire a tus ojos. Visualiza los ojos del chamán reflejándose en el espejo y sigue respirando profundamente. Allí nace la puerta de la sombra ancestral. Puedes ver a través del reflejo de los ojos del chamán a tu Padre y a tu Madre, a todos tus ancestros y ancestras y al planeta Tierra conteniendo sus almas, permitiéndoles la experiencia de la vida y la evolución del amor.

Allí, en ese reflejo ancestral, se muestra la perfección de todo lo que ocurre y al suceder pone de manifiesto el hecho de la existencia del amor en todas sus formas y maneras. La vida solo prospera a través de esta energía amorosa, más allá del juicio, la creencias, las filosofías o las culturas; lo que permite que tu chamán viva en ti aquí y ahora es el amor.

Inspira profundamente y al soltar el aire visualiza como la luz de las esferas que están alrededor del corazón de tu chamán se iluminan más aún, hasta tal punto que la puerta de la sombra ancestral se abre, dando paso al encuentro con el Padre y la Madre, con la energía femenina y la masculina. Este encuentro sagrado de tu chamán, tu femenino y tú masculino es alumbrado por:

-Tu Libertad, sanando las relaciones afectivas basadas en la necesidad.

-Tu Verdad, sanando la creencia de ser otr@ distinto a quien eres para que te quieran.

-Tu Vulnerabilidad, abriendo totalmente tu corazón, sanando el miedo a ser herido, convirtiendo la guerra en paz.

-Tu Pureza, conectándote con tu esencia, sanando la desconexión contigo mismo, con los que te rodean y con todo.

Siente como la energía del padre te abraza por delante conectando su latido al tuyo, y la energía de la madre viene por detrás y os abraza a ambos, conteniéndoos y sumando su latido al vuestro. Es el momento perfecto para recibir la esencia de lo femenino y lo masculino en ti. Inspira profundamente y ábrete a la entrega.

Tus miedos, que al ser reconocidos se convirtieron en dones, junto con la posibilidad de ver la verdad y la belleza en todos los actos de tus antepasados, abranzando así la esencia femenina y masculina en ti, dejan atrás cualquier condicionamiento que antes pudiera existir.

Llegados a este punto, puedes volver a conectarte con la maestría animal, ahora, desde tu poder.

Este empoderamiento desde la esencia animal te permitirá prosperar mediante tus capacidades y dones, mostrándote a través de ellos e interconectándote con tu espíritu a lugares astrales de evolución lumínica. El poder de tu maestría animal le permite a tu chamán lumínico volver a casa, a La Luz Pura De la Fuente, de tu alto corazón. Allí tú poder Es y Está vinculado con tu sabiduría, aquella que no te enseña nadie y que solo tú puedes recordar.

En tu alto corazón dejarás que tu chamán se recueste en el océano de la gran noche y el sueño, visualizando en la lejanía los ojos-alma de tu animal de poder. Mientras que yo, tú corazón-tambor, empezaré a sonar para que esta noche tu animal de poder y tú, os hagáis UNO. Él es el encargado de conectarte con la sabiduría de tus propios dones para poder expresar tu propósito en esta vida desde el corazón, la voz, las manos y el tambor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close